domingo, 11 de marzo de 2018

Desfile de San Patricio en Bahía Blanca










Arranca el cuarto desfile de San Patricio en Bahía Blanca!!
El próximo sábado 17 de marzo a las 19:30 hs. nos concentramos vestidos de verde en Av. Alem y Alsina, para salir a las 20 hs. Caminaremos al son de gaitas y tambores unas seis cuadras en dirección al Parque de Mayo para desconcentrarnos brindis mediante.
Los esperamos.


miércoles, 14 de febrero de 2018

Un jardín en medio de la nieve en la revista Colofón





Buenos Aires bulle mientras desde Bahía Blanca llegan poesías con notas del viejo continente. Reflexiones tan gélidas que refrescan en esta entrevista de Augusto Munaro.  

Un jardín en medio de la nieve (Alción) de Marina Kohon (Bs.As., 1965) atraviesa paisajes fríos, “condenados al color blanco”, como afirmaría Borges. Fiordos, témpanos, icebergs, hielos y mucha soledad. A esto se interpone el lenguaje lírico como espacio de resistencia. Así, todo en este libro está sujeto a la incomunicación entre dos seres. Entidades escindidas por el tiempo y el espacio. Pero que sólo coinciden en el plano poético. Una serie de poemas breves que susurran la potencia de la palabra como signo crucial donde confluyen lo real y lo imaginario, la experiencia y la memoria, sus delicadas inconstancias, su significado elusivo, su misterioso tránsito.
Marina Kohon es profesora de inglés, poeta y traductora de poesía. Coordinó un Club de Lectura de Literatura Irlandesa del 2010 al 2013. Publicó los siguientes libros de poesía: La ruta del marfil (2012), Banshee (2013), y De la chacra al cielo (2014).
Un jardín en medio de la nieve es un libro estructurado en dos partes. ¿Fue originalmente pensado así?
No, al ordenar los poemas encontré que había dos superficies distintas, dos tiempos. La segunda parte comienza con una cita del querido poeta Leonardo Martínez, a quien tuve el placer de conocer: “la felicidad es un asunto/de corazones esforzados”.  Me parece que esos versos resumen el tema principal de la segunda parte del libro, el tiempo que nos lleva aprender.
Abrir el poemario con una cita de Peter Handke, es toda una declaración de intenciones. ¿Por qué Handke escribiendo: “Vivimos dentro de nosotros la larga agonía del ángel”?
Es un verso que al leerlo por primera vez me caló hondo, tiene un peso bíblico, es una sentencia, una declaración. Tomamos rutas para ir tras el amor, el trabajo, la amistad, los logros materiales, lo que sea que nos proporciona felicidad. Pero es un camino, la mayor parte del tiempo, inasible.
¿Qué simboliza la nieve en este jardín?
La nieve como símbolo de la incomunicación. Lo no dicho, lo que nos resulta inabarcable con el lenguaje, lo que tememos, el silencio. También la imposibilidad de amar, de querer, de desear. A la vez la nieve es parte de un paisaje que nos es propio, que habitamos.
¿Desde qué lugar habla la voz de este libro?
La escritura del libro anticipó una prolongada introspección. Durante ese lapso en el que transcurrieron unos dos años hice las correcciones, armado y selección de los poemas. Fue un viaje ineludible y necesario.
Si bien es un libro de un trabajado estilo conceptual, la voz de Un jardín en medio de la nieve logra imágenes de gran belleza. “Huís hasta los límites/ del hielo/ como un dios del rayo/ esgrimiendo una estalactita”. Me imagino que los colores, sus intensidades están muy relacionados a los estados emocionales que denotan.
Sí, definitivamente. Los colores son espejos en los que graduamos nuestra intensidad. Entre todo ese blanco, ese frío, que simboliza la introspección, la soledad, el aislamiento, pero también la pureza, el estado primigenio, hay mucho azul como marco de la emoción y de la profundidad de lo que nos cuestiona e interpela.
En otro pasaje leemos: “Hay alguien mucho más fuerte/ que todos/ que domina la luz/ lo que tarda en posar su exceso/ para que la oscuridad/ exista y nos sostenga” Lo cual hace suponer todo un sesgo religioso. ¿Considerás tu poética como metafísica?, ¿Por qué?
Creo que hay preguntas que nos persiguen a los seres humanos desde los inicios. Temas que nos posicionan frente a nosotros mismos y frente al mundo. Frente a lo tangible y comprobable y de todo lo demás que pertenece al orden de la especulación, pero que no por eso ocupa un lugar menor. Es parte de nuestra condición. Y como dice la poeta irlandesa Moya Cannon: “ningún escritor elige su tema, el tema lo elige a uno”. Cómo escapar.
para seguir leyendo la entrevista:
http://revistacolofon.com.ar/laberinto-emocional-en-la-nieve-entrevista-a-marina-kohon/



jueves, 18 de enero de 2018

Tributo a Dolores O'Riordan líder de The Cranberries





Con este twit la banda The Cranberries anunciaba el 15 de enero del 2018 el fallecimiento de su líder
Dolores O'Riordan a los 46 años.











Irish and international singer Dolores O’Riordan has died suddenly in London today. She was 46 years old.
Family members are devastated to hear the breaking news and have requested privacy at this very difficult time. Full Statement: https://www.facebook.com/TheCranberries/photos/a.10150493459072106.368748.43228062105/10155394140222106/ 

We are devastated on the passing of our friend Dolores. She was an extraordinary talent and we feel very privileged to have been part of her life from 1989 when we started the Cranberries. The world has lost a true artist today.
Noel, Mike and Fergal

En los 90 se imponía el sonido de Nirvana, The Smashing Pumpkings, 
Soundgarden, Pearl Jam y algunos otros,  el "grunge", surgido 
en Seattle, que era una especie de rock alternativo afilado, áspero, 
desgarbado, con letras retorcidas y tristes, localizado en algún punto 
intermedio entre el punk y el rock duro. Era un movimiento
liderado principalmente por hombres.
En este panorama surgió desde Irlanda la voz de Dolores que tenía 
características fenomenales, gran versatilidad, podía ser dulce, 
profunda, conmovía mostrando su vulnerabilidad,  y no cantaba grunge.
Nació en Limerick en 1971, O'Riordan era la menor de siete hermanos y 
fue educada en el catolicismo.
O’Riordan se unió a The Cranberries en 1990 (llamados entonces 
The Cranberry Saw Us), junto con el guitarrista Noel Hogan, 
el bajista Mike Hogan y el baterista Fegal Lawler. 
Su salto a la fama llegó con su álbum de debut, Everybody else is doing it, 
so why can't we? (1993), que incluía la canción Linger, sobre el rechazo 
y las frustraciones del desamor adolescente, que se convirtió en su primer
éxito global.
Su siguiente disco, No need to argue, publicado un año después, superó el 
éxito del primero y permitió a la banda adentrarse en nuevos registros y a 
O’Riordan, exhibir todo el potencial de su voz. Alcanzó la cima en Zombie, 
single coreado por millones de jóvenes en los noventa, 
escrita en la estela del terrible atentado del IRA en Warrington, que mató 
a dos niños, de tres y doce años.
No need to argue vendió 17 millones de copias en todo el mundo y 
convirtió aThe Cranberries en una de las bandas más grandes surgidas 
del contexto del por entonces  llamado rock alternativo. 
Luego de lanzar otros tres álbumes de estudio más, The Cramberries 
se retiró, pero se volvieron a activar en 2009, con el propósito inicial 
de actuar solo en vivo. Finalmente sacaron dos discos más, el último 
de los cuales, Something else, una colección de versiones acústicas y 
tres temas nuevos,vio la luz el año pasado. Entretanto, O’Riordan 
editó dos discos en solitario:Are you listening?, 2007;  y 
No bagagge, 2009.
En 2017 la banda anunció una gira con fechas en Europa y 
Estados Unidos. 
La banda tenía previsto actuar en Barcelona el 4 de junio y en 
Madrid, al día siguiente. Al poco de empezar las primeras 
fechas europeas, la gira se suspendió por problemas de salud 
de O’Riordan. La web oficial de la artista lo atribuyó a 
“razones médicas asociadas con 
un problema de espalda”. Poco antes de Navidad, O’Riordan 
publicaba en su perfil de Facebook que se encontraba bien 
y aseguraba que había hecho 
sus “primeros pequeños conciertos en meses”.
Aquí, los más grandes éxitos de The Cranberries. Y la eternidad para 
Dolores en el recuerdo de todos los que apreciamos su inconfundible voz.


Info: El país.com

domingo, 31 de diciembre de 2017

Costumbres y supersticiones en Irlanda para recibir el Año Nuevo







El 2018 está a punto de comenzar, pero para asegurarse lo mejor en el año venidero según muchos irlandeses, tienen que seguir estos pasos para deshacerse de la mala suerte que les haya dejado el 2017.


1) Hay que comenzar el año con una casa inmaculadamente limpia.






2) Esto es medio raro: golpear las paredes y puertas de la casa con Pan Dulce para echar a los malos espíritus e invitar a los buenos.






3)  En la víspera de Año Nuevo las familias le rinden homenaje a los muertos en el transcurso del año, poniendo un plato para ellos en la mesa y dejando la puerta sin cerrojo.






4)  También hay muchas supersticiones alrededor de la primera persona que entra a la casa el día de Año Nuevo. Si es un hombre alto, y morocho se cree que traerá buena suerte a la casa y a sus ocupantes, pero si es una mujer pelirroja,  traerá dificultades y dolor. Bueno, supongo que muchos señores estarán en desacuerdo.







5) Aquellos que son solteros deben poner ramas de acebo, muérdago o enredadera debajo de sus almohadas, para soñar con sus futuros esposas o esposos.





6) A la medianoche la gente debe entrar a la casa por la puerta del frente, pero salir por la puerta trasera para tener buena suerte.






Todas las personas en todo el mundo celebran el Año Nuevo, pero en el pequeño pueblo de Portmagee en el Condado de Kerry, festejan el Año Viejo, se reúnen a celebrar todo lo bueno que ha pasado en el año.

Mucha gente concurre a la isla de Achill porque tiene una de las mejores puestas de sol de Europa. Está frente a las costas del Condado de Mayo y se la fiesta se celebra al son de las gaitas.

También pueden elegir darse un chapuzón en las aguas del Atlántico, en la célebre carrera de Año Nuevo en Silver Stand.


Festeje como más le guste, desde Ogham va un brindis para celebrar a cada uno de sus seguidores y lectores casuales.



Fuente: https://www.irishcentral.com/roots/irish-new-year-traditions-that-span-the-centuries-
Traducción: Marina Kohon






viernes, 20 de octubre de 2017

Rowan Gillespie: Escultura

Rowan Fergus Meredith Gillespie


nació en 1953 en Dublìn y es un escultor reconocido internacionalmente. Pasó sus primeros años en Chipre.
Trabaja con el bronce y sus obras tienen la característica de ser llevadas a cabo sin asistencia.
Ha sido influenciado por el escultor Henry Moore y el pintor Edvard Munch.
Gillespie plasma en sus obras las emociones humanas y sus esculturas pueden encontrarse en su Irlanda nativa, en Europa, Estados Unidos y Canadá.
En el 2007 Shane Brennan y Tom Burke de Moondance Productions llevaron a cabo un film biográfico de Rowan Gillespie, que se titula Sculpting Life.

La Hambruna irlandesa y la consiguiente migración han sido temas principales en las obras de Gillespie, destacándose Famine. En junio del 2007 una serie de estatuas fueron situadas en el Parque Irlandés de la cuidad de Toronto para conmemorar la llegada de los refugiados. El trabajo fue descrito así:

Los primeros inmigrantes son ahora honrados en este parque de Toronto por cinco evocadoras estatuas creadas por el escultor irlandés Rowan Gillespie.
Una figura muestra a un hombre demacrado que yace sobre la tierra; otra, una mujer embarazada que abraza su panza, detrás de ella un chico triste con los ojos bien abiertos. Una figura frágil se inclina con las manos entrelazadas en plegaria y contrasta con otra figura de un hombre con los brazos extendidos al cielo, pidiendo salvación.






"Famine" (1997)























Pero sería un error encasillar al artista solamente por sus obras más famosas. También es autor de la muestra "Audacia y Ambición" que se puede apreciar sobre el Edificio del Tesoro en Dublín. En sus retratos de James Joyce, William Butler Yeats, Samuel Beckett y Gerard Manley Hopkins, y también Jesús, el escultor nos da muestras de su viaje espiritual y literario.
Sus obras más conceptuales y abstractas como Mirando a la luna, El beso y la más reciente Proclamación, dan cuenta de la gran gama de emociones, desde el amor y el espanto, hasta el odio y la autodestrucción que las atraviesan.








sábado, 30 de septiembre de 2017

Ellie Davies: Fotos de bosques mágicos del Reino Unido







Ellie Davies crea magia con sus fotos de bosques que brillan con misteriosas luces y se mecen entre olas de bruma. La fotógrafa radicada en Londres, crea imágenes cautivantes de áreas naturales del Reino Unido. Con el bosque usado como un lienzo, ilumina claros desolados con luciérnagas y dramáticas cascadas de polvo de estrellas que le dan luz a los árboles. Davies crea ilusiones de ensueño combinando fotos de bosques naturales con imágenes capturadas por telescopio espacial Hubble.

La fotógrafa dice que disfruta explorando imágenes  que unen elementos humanos y elementos naturales, focalizando en la línea divisoria entre la identidad personal y la interconectividad. Lo logra posicionando elementos extraños al contexto del paisaje.

"Los bosques son símbolos poderosos del folclore, cuentos de hadas y mitos, lugares de encantamiento y magia como también de peligro y misterio. En la historia más reciente se han asociado a los estados psicológicos  relacionados con el inconsciente", dice la artista.

Davies ha explorado este terreno por siete años, tratando de revelar las complejas relaciones entre el paisaje y el individuo. Ella crea intervenciones temporarias no invasivas con cada escena. Incorporando fuentes de luz, de humo, y materiales diversos, nos sitúa en un espacio entre la realidad y la fantasía, en una re-exploración del mundo que nos rodea.

Davies hizo un MA en fotografía en London College Communications en el 2008. Su trabajo ha sido exhibido en varias galerías como A. Galerie en París, Crane Kalman en Brighton, Sophie Maree Gallery en Holanda, Brucie Collections en Kiev, y Art Gemini en Singapore.






















miércoles, 13 de septiembre de 2017

Exposición: Irlanda 1916-2016 en Bahía Blanca






La exposición conmemora el centenario del Levantamiento de Pascua en Dublín en 1916 contra el Reino Unido así como el bicentenario de la declaración de independencia de la Argentina en 1816.

Aquí un extracto de la entrevista que apareció en Diario Perfil en el mes de abril pasado:

Para entender un poco más el contenido de la muestra, PERFIL dialogó con el curador,  Guillermo David, quien realizó un trabajo de organización complejo y meticuloso.
—¿Cuáles son los contenidos que tiene contemplados la exposición “Irlanda 1916-2016” y en qué contexto se inscribe?
—En septiembre del año pasado Justin Harman, embajador de Irlanda, propuso hacer una muestra que conmemorara el Alzamiento de Pascua de 1916, que desencadenó el movimiento emancipatorio que pocos años después va a conseguir la autonomía  y posteriormente la independencia, de tal modo que esta fecha se considera como el gran momento de efervescencia de lo irlandés que coincide o más bien es fruto del movimiento romántico de las décadas finales del siglo XIX del pasado de la lengua gaélica, encabezado entre otros por el poeta William Butler Yeats.
La muestra contiene el relato de la insurgencia, los ecos en la Argentina de la época hasta el presente y también contiene la historia de los irlandeses y sus descendientes en el país, como en los casos de Rodolfo Walsh, María Elena Walsh, John William Cooke, uno de los jefes de la insurgencia peronista; Juán José Delaney, autor de la obra Tréboles del sur, libro que tematiza el estudio de los irlandeses en la Argentina. Asimismo hay mucha investigación historiográfica de los irlandeses en Argentina: folletos en contra de Sarmiento y todo tipo de curiosidades bibliográficas. Como todas las exposiciones de la Biblioteca, su base es bibliográfica; por ejemplo, hay dos Biblias en gaélico de fines del siglo XVIII que eran parte de la primera biblioteca fundada por Mariano Moreno. Hay libros muy específicos de lingüística del gaélico. Se trata sobre todo de una exposición sobre lo que significa Irlanda para nuestra historia cultural.
—¿Figuras esenciales de la literatura irlandesa?
—Joyce, Beckett, Oscar Wilde, Jonathan Swift, Flann O’Brien. Por supuesto, Borges aparece en toda la muestra, y gracias a dos investigadores de la Biblioteca, Germán Alvarez y Laura Rosetto, se descubrieron los libros que habían pertenecido a Borges y que en 1975 quedaron cuando él deja la biblioteca. Muchos de estos libros tienen anotaciones del propio Borges y ellos ubicaron en qué lugar utiliza esas anotaciones. Entre esos materiales aparecen la primera y la segunda versión del Tema del traidor y del héroe, un texto que está basado en el episodio de la insurrección de 1916. Con ese material la Biblioteca ha preparado una edición crítico-genética que se publicará como homenaje en el marco de la muestra con la presencia de María Kodama.
De Joyce se cuenta con las ediciones inglesas y con las versiones hechas en Argentina y la producción crítica local al respecto que es vastísima. Sobre Beckett hay un trabajo muy interesante de Jorge Dubatti titulado Beckett en Argentina, que usamos como guía para conocer las distintas puestas del dramaturgo. De Oscar Wilde y Bernard Shaw hay infinidad de versiones de sus obras. Hay también autores no muy conocidos. Y además imágenes pregnantes con lo más representativo de la tradición irlandesa iconográficamente hablando.
—¿Cuál fue su criterio para armar la muestra?
—Seguí un mapa histórico-temático: insurrección, Irlanda literaria, ecos de la gran oleada irlandesa en Argentina y su historia. Se trabajó con los materiales que la biblioteca posee, por lo tanto una de las cosas que se notarán son las ausencias. Mucha parte del material se ha tomado de la colección Embajada Irlandesa, que fue productora de la muestra.
Para conocer el punto de vista de la Embajada, PERFIL se comunicó telefónicamente con el embajador Justin Harman, quien se encontraba en París.
—La muestra tiene un carácter celebratorio, ¿qué nos puede decir al respecto?
—La exposición en la Biblioteca Nacional será el epicentro cultural del año que conmemora los cien años del Levantamiento en Dublín y el Bicentenario de la Independencia Argentina. Se trata de una oportunidad para mostrar la profundidad de los lazos culturales y literarios entre nuestros países, por ejemplo la manera en la que la literatura irlandesa ha impactado en la Argentina, como en el caso de Borges, que fue influenciado en gran medida por escritores irlandeses. Además de ser una gran muestra bibliográfica, hemos organizado también una exposición de 44 retratos biográficos de los líderes del levantamiento para conocer su contexto histórico.
—¿Cómo describiría las relaciones entre la historia irlandesa y la argentina?
—Nosotros como Estado somos mucho más jóvenes, cien años más jóvenes. La Argentina tuvo una influencia importante sobre el movimiento de la independencia en Irlanda en parte por la gran colectividad irlandesa emigrada al país. Argentina fue uno de los primeros Estados en reconocer al nuevo Estado irlandés. Justamente el que izó la bandera sobre el Correo Central, que fue el epicentro del levantamiento, causa por la que fue condenado a muerte, había nacido en Argentina, y pudo ser exonerado por haber nacido en suelo extranjero. Hubo un gran apoyo entre las colectividades y un vínculo histórico bastante importante. La exposición nos permite mostrar a través de cientos de volúmenes la profundidad de dichos lazos y el espacio cultural que hubo y que continúa hasta la fecha.
—Muchos países colonizados han encontrado en la literatura una suerte de revolución emancipatoria. ¿Qué puede comentar al respecto del caso de su país?
—El Levantamiento de Irlanda se debió al renacimiento cultural de las últimas décadas del siglo XIX. En cierto modo fue un levantamiento que se sabía que se iba perder y cuya victoria en el mejor de los casos sería de carácter moral, y en gran parte fue a través de la literatura, tanto en gaélico como en inglés, que mantuvo durante décadas una identidad irlandesa muy individualizada. Los autores, algunos de los cuales estuvieron involucrados en el Levantamiento, todos ejecutados, fueron figuras de gran referencia. En Irlanda la literatura tiene un rol esencial en la identidad nacional, mucho más que en otros países. Eso se puede notar en la cantidad de premios Nobel: cuatro para una población de poco más de 4 millones de habitantes. La importancia que ha tenido siempre y sigue teniendo hoy la literatura en nuestra idiosincrasia es absoluta, y no es una cosa fácil en el presente, porque estamos viviendo en un mundo globalizado donde el inglés es la lengua franca que impone una mirada por sobre otras individuales de la lengua, por lo tanto no es nada fácil construir una identidad reconocible desde la lengua. La literatura sigue siendo el arte prominente en Irlanda.
—La presencia irlandesa, siempre solidaria con pueblos oprimidos, ha sido notable en varios instantes y épocas de América Latina, y se ha distinguido por su coraje y valentía también en casos como el mexicano, por ello quisiera terminar la entrevista preguntándole por la naturaleza de la que probablemente sea la característica más noble de su pueblo.
—La historia del batallón de San Patricio en México es una muestra muy valiosa porque señala justamente la capacidad de los irlandeses de hacer lo correcto, lo que hay que hacer y no solamente siguiendo las órdenes. En ese sentido Irlanda ha sido diferente de otros países, observando el rol que jugaron los irlandeses en la independencia de las Américas, no sólo en las revoluciones sino también en las Constituciones, una historia poco conocida. Ese rasgo de nuestra idiosincrasia tiene que ver en parte con vivir la experiencia del colonialismo, y es que el irlandés, como los pueblos latinoamericanos, tiene esa infinita vocación de libertad y de rechazo al principio del imperialismo, probablemente el vínculo más estrecho en nuestras culturas 

Rafael Toriz